Bekia

Tras conocer la lista completa de ganadores de los Brit Awards 2015, la diva del pop, Madonna, subió al escenario para hacer su show.

Como se recuerda, hacía dos décadas que Madonna no amenizaba estos premios con su música por lo que todas las miradas estaban atentas a cada uno de sus movimientos y gestos. Sin embargo, nadie se esperaba que con tanto nervio, la artista tropezara y se cayera. 

Pese al incidente, la cantante mostró su profesionalismo, recogió el micrófono y siguió con la interpretación de 'Living for love', tema extraído de su nuevo disco 'Rebel Heart' y en el que Madonna se transforma en una torera. 

La caída fue rápidamente viralizada en las redes sociales.