El argentino Andrés Calamaro admitió que de haber asistido a programas concurso de canto, no hubiera conseguido el éxito que actualmente goza como músico, cantante y compositor.

"Si mi destino hubiera dependido de presentarme en un programa concurso (de canto) no creo que lo haya ganado, no estaría acá. Hace falta una pasta especial para estar en la televisión y gustar", indicó en conferencia de prensa.

El salmón llegó a nuestro país con "Bohemio" su último trabajo discográfico del cual dijo estar sorprendido por la aceptación que ha tenido pese al boom de las plataformas digitales.

"Hace unos meses llegué a pensar que publicar un disco nuevo era una sinrazón; sin embargo (Bohemio) está generando deseos y ansiedad en el público. Valió la pena", expresó.

Por otro lado, Calamaro se refirió al controversial tema de las regalías por derecho de autor que hoy por hoy ha puesto a la Asociación Peruana de Autores y Compositores (Apdayc) en el ojo de la tormenta.

"Había un mito que teníamos que desmontar. Hace tres años se nos propuso que había que vivir de la música en directo (conciertos), pero ahora se sabe que eso es imposible, ahora se están dando cuenta que de verdad los derechos de autor son importantes", dijo.

Al final de la rueda de prensa, el argentino recordó la amistad que lo une con Miki Gonzáles, a quien calificó como un referente musical peruano, del mismo modo resaltó el "swing" del cajón peruano defendiendo su origen y rechazando versiones que pretenden darle al instrumento un origen español.

El rockero argentino realizará dos presentaciones en nuestro país, el 24 de octubre en la explanada sur del Estadio Monumental en Lima, y el 26 en Trujillo, como parte de su gira Bohemio 2013.