El cantante mexicano Cristian Castro afirma que con su nuevo disco 'El culpable soy yo', cierra el capítulo de su divorcio con la argentina Valeria Lieberman en el que asegura que se le 'echaron culpas de más'.

'Siento que a cada disco hay que darle una identidad y el título de 'El culpable soy yo' me llama la atención porque llega en un momento donde se me empieza a interrogar mucho', dijo Castro a Efe durante la promoción del disco que lanzará oficialmente el 28 de abril.

'El gallito feliz', como se le conoce, se refirió así al proceso de su segundo divorcio con la abogada argentina, que culminó la semana pasada en Miami tras un año de proceso.

La pareja vivió en esta ciudad alrededor de cuatro años con sus dos hijos Simone y Mikhail Zaratustra.

'Siento que puede ser una buena marca para cerrar el capítulo, de alguna manera, ironizando todo lo que me ha pasado últimamente con tantos dimes y diretes', reiteró el artista.

Calmado y con un hablar pausado y bajo, Castro dijo que uno de los fracasos de su relación fue casarse de manera 'muy precipitada'. En cualquier caso, el matrimonio 'ya no es para mí', señaló.

Además informó que la casa que la pareja tiene en Coconut Grove (Miami), valorada en 2,3 millones de dólares, se venderá y que Lieberman se quedará con una gran parte de las ganancias.

Aclaró que no se encuentra en la ruina, pero el divorcio le ha 'dejado con una mensualidad bien feroz', de veinte mil dólares para la manutención de sus hijos.

'Si estuviera en la quiebra, estaría en otro oficio. Esta carrera no se trata de dinero', reflexionó.

Por otra parte, indicó que el nombre artístico sigue siendo suyo a pesar de que Lieberman disputará por los derechos del mismo, como las regalías de algunas de sus canciones.

En cuanto a su rol como padre, confiesa que es una responsabilidad muy grande que aún aprende pero que disfruta cada momento que puede.

El juez que falló en su proceso de divorcio dictaminó, entre otras cosas, que el cantante siga un curso de paternidad responsable después que durante el proceso el artista reconociera que golpeó a su ex esposa, así como a su madre, la actriz Verónica Castro.

-EFE