Korn sacudió la tribuna norte del estadio de San Marcos con altas dosis de descarga de "new metal" que enloqueció a los fans, demostrando que aún es una de las bandas más potentes del planeta.
 
Saltos, gritos, pogo, sudor, potencia, energía y ferocidad, son solo algunas de las palabras que podrían describir lo intenso que fue el show.

El público, que no dejó gozar con cada tema que fue ejecutado con enorme contundencia y virtuosidad por la camaleónica voz de Jonathan Davis, quedó extasiado con la interpretación del recordado tema "Freak on the leash".

Con "Dead bodies everywhere" y "Comin Undone" (el clásico de Queen "We will rock you") iniciaron el show, desatando inmediatamente la histeria de los asistentes.
 
Luego de "Here to stay", llegaría uno de los grandes hits de la banda: "Falling away from me", una canción de gran base rítmica y de letra autodestructiva que es considerada como uno de los clásicos del grupo.
 
Los californianos no dieron tregua ni respiro, pues continuaron con mas temas como "Did my time", "Trow me away" y la celebrada "Freak on the leash", cuyo recordado video de una bala atravesando varias paredes fue uno de los mas difundidos por la cadena MTV en la década de los 90".