Raphael volvió a dejar muy sentado en Lima que él sigue siendo aquel. ¡Y vaya que lo es! El divo de Linares cautivó a sus seguidores en un concierto de casi tres horas ofrecido esta noche en las instalaciones del Jockey Plaza. El público disfrutó de cada uno de los 36 temas que el cantante español interpretó, incluyendo un vals peruano.

Las luces del escenario se encendieron a las 8:20 p.m. para que Raphael iniciase el recital con el tema “Si ha de ser así”, que forma parte de su álbum “Mi gran noche”, para seguir con “Enamorado de la vida”.

Vestido de negro, como acostumbra, siguió paseándose en el escenario con “Mi gran noche” y “Provocación” mientras el público le gritaba ¡Ídolo! ¡Ídolo! Continuó con “Se fue” y “Despertar al amor”, tras lo cual se quitó el sacó mientras el público le lanzaba flores.

Poco después ofreció su clásico “Digan lo que digan”. “Siento una felicidad enorme de encontrarme en Lima un año más, una vez más y todas las que me quedan”, le dijo al público que lo aplaudió de pie.

Los siguientes temas interpretados fueron “Se me va”, “La canción del trabajo”, “Será mejor”, "Te estoy queriendo tanto” y “Yo sigo siendo aquel” mientras en el escenario de podía apreciar una galería de fotos de Raphael a través de los años.

Vienieron después “Cuatro estrellas”, “Gracias a la vida”, “Cuando llora mi guitarra”, “Un día más”, “Qué tal te va sin mí”, “Hablemos del amor”, “Estuve enamorado”, “Cuando tú no estás”, “Desde aquel día”, “Chabuca limeña”, “Por una tontería”, “Detenedla ya”, “No puedo arrancarte de mí”, "Maravilloso corazón, maravilloso", “Y fuimos dos”, “Nostalgia”, “Si no estuvieras tú” y “Escándalo”. A estas alturas del concierto los miles de asistentes estaban de pie aplaudiendo y coreando las canciones.

Los últimos temas fueron “Ámame”, “Qué sabe nadie” y “Frente al espejo”. Al termino de este tema Raphael, que precisamente estaba cantante frente a un espejo de cuerpo entero, arrojó una banca al cristal haciéndolo añicos.

El concierto ya había terminado pero el público hizo volver al Divo de Linares por tres veces. “¡Volveré siempre a Perú, siempre!”, llegó a decir muy emocionado. Cerró la cita con su tema “Como yo te amo” que mantuvo a todos los asistentes llenos de emoción. “¡Te amo tanto Lima! ¡Buenas noches!”, fueron sus palabras de despedida pasadas las 11 de la noche.

El derroche de dominio de escena, histrionismo, interpretación y registro vocal hacen que el show de este hombre, que está a punto de cumplir 72 años, haya sido una experiencia inolvidable.

Sepa más: