Visiblemente emocionado, Marc Anthony recibió el premio "Espíritu de Esperanza" en la gala de los Billboard Latinos por su labor benéfica a favor de los niños.  

El cantante se mostró bastante tomó la distinción con bastante humildad, pero lamento no haber estado al lado de su esposa, la actriz y cantante Jennifer López.   

"Este premio me hace sentir un poquito incómodo porque mi trabajo que he podido hacer a través de los años es mi responsabilidad. El recibir un reconocimiento tan especial, creo que no me lo merezco porque aún me falta mucho, pues solo estoy empezando", dijo el boricua.  

Pero el premio vino con sorpresa. Desde Alemania, la cantante envió un mensaje en español a su marido a través de un vídeo y manifestó que Marc Anthony es una persona reservada, pero que es merecido su galardón.