Facebook One Direction

Harry Styles, líder de One Direction e ídolo de adolescentes, ganó hoy una nueva batalla legal contra cuatro "paparazzi" para evitar su "alocada persecución".

En una audiencia celebrada hoy en el Tribunal Superior de Londres, el juez dispuso que los cuatro "paparazzi" no podrán acercarse a Styles, quien no estuvo presente durante la vista.

El popular artista obtuvo ya el pasado diciembre un mandato judicial para impedir que una organización identificada como Paparazzi AAA y otros fotógrafos le persiguiesen en coches o motos.

Aquella orden evitaba también que esos fotógrafos tuviesen bajo vigilancia continua a Styles y prohibía las esperas en un radio de 50 metros de distancia del domicilio del músico.

En la audiencia de hoy, el magistrado James Dingemans emitió una extensión de aquel mandato contra esos "paparazzi", que han sido identificados y que han acordado cesar el acoso continuo al que estaba sometido el cantante.

El juez dispuso que se celebre una nueva vista dentro de cuatro semanas mientras prosiguen las investigaciones para identificar a otros "paparazzi" acusados de utilizar las mismas tácticas de acoso contra el cantante.

Harry Styles, de 20 años, recurrió a la corte británica en un último intento por evitar el acoso continuo al que se sentía sometido, tras haber pedido a los "paparazzi" que cesasen de perseguirle de manera voluntaria.

Su abogado, David Sherborne, señaló hoy que la decisión judicial no es una "orden de privacidad", por lo que no afectará a la relación del cantante con sus fans.

EFE