Cuando Pacho Hurtado canta son convocados todos los sentimientos en torno a Héctor Lavoe. Este poder solamente pertenece a aquellos tocados de manera excepcional. No por un simple acto plasmado en un show de imitación sino por una auténtica admiración y conocimiento de lo que es y significa el legado de El Cantante de los Cantantes.

 

Porque Pacho Hurtado no necesita demostrar por qué interpreta a Lavoe. Lo dicen claramente las más de casi ochocientas actuaciones siempre de la mano con el fervor de la gente. Es que si no fuera por el apoyo generoso del público de nada valdría cualquier tributo a Lavoe, comenta el productor Hugo Abele creador de este tributo. Es que cuando hablamos de El Jibarito de Ponce no se puede dejar de lado a esa feligresía que lo sigue idolatrando.

 

Pero Lavoe no es solamente los temas del barrio que nos han marcado a todos. Lavoe no es el salsero indomable que se fue viviendo en su propia ley. Es mucho más. Por eso Pacho Hurtado en su labor también de investigador y consciente seguidor de El Cantante de los Cantantes se empeña en comunicar a la gente facetas no tan difundidas de su mentor, como los boleros, por ejemplo. Y es que en el bolero Lavoe tiene una obra respetable. Ponemos de ejemplos "Ausencia", "Sombras nada más" y el único tema peruano que grabó: "Emborráchame de amor" de la pluma de don Mario Cavagnaro.

 

Ese otro Lavoe, nos explica Pacho Hurtado, es el que amó mucho a su Isla del Encanto y le cantó mucho a su folclor. Es el Lavoe que nos transmite mucha ternura. "Los temas de Lavoe hablan de él mismo. Por eso he llegado a la conclusión que un show de Lavoe es como un musico-drama y con enorme respeto es lo que trato de plasmar en mis presentaciones", argumenta Pacho Hurtado, quien se presenta este viernes acompañado de la orquesta Sonido Latino en el Jazz Zone de Miraflores.

 

Tras protagonizas un especial de Lavoe para el programa televisivo Sonidos del Mundo, adelanta Pacho Hurtado que alista un show especial de Lavoe en un teatro y con un acompañamiento musical diferente. En cuanto a su show "El retrato del cantante" es una exhibición del repertorio más variado y conocido de Lavoe, desde "Juanito Alimaña" y "Calle luna, Calle sol" hasta esas facetas menos conocidas que del mismo modo nos sublevan la existencia con la madera de aquellos que cantan con el alma.