Raphael tiene "mucho respeto" a cantar vestido de charro mexicano

El Divo de Linares presentará en vivo en México el álbum en una gira el próximo mes de febrero, con fechas aún por determinar.
Foto: Difusi

Después de medio siglo en la música, el español Raphael todavía contempla con respeto el actuar con un traje de charro, a pesar de todo su amor por José Alfredo Jiménez y lo acostumbrada que está su garganta a cantar rancheras.

"A esas cosas hay que tenerle mucho respeto, forman parte de la historia de cada país, quizás algún día me vista de charro si el público me lo pide", explicó hoy en la presentación en México de su triple álbum "Te llevo en el corazón".

El artista, muy popular en tierras mexicanas desde hace décadas, afinó que el célebre traje popular mexicano -vestido por célebres cantantes nacionales y tomado por cénit de la mexicanidad- "no es un disfraz". "Te tiene que salir del corazón", añadió.

Elogió al gran José Alfredo Jiménez (1926-1973), considerado uno de los más venerados compositores mexicanos. Ninguna de sus canciones es siquiera mediocre, agasajó el "divo de Linares".

Raphael -que basa su último trabajo en el bolero, la ranchera y el tango- presentará en vivo en México el álbum en una gira el próximo mes de febrero, con fechas aún por determinar, aunque dijo tener ganas de recorrer el país y no solo las grandes ciudades.

"No tengo reparos en ir a ningún lado de México y ya lo hice el año pasado que estábamos engripados todos, y yo vine aquí a engriparme también, y no pasó nada", refirió, en referencia al brote epidémico de gripe A vivido por el país en 2009.

Descartó no actuar en el norte por la ola de violencia que vive a zona, una decisión que ha tomado algún artista internacional ante la patente presencia del crimen organizado y los últimos actos contra la población civil.

El cantante dejó abierta la puerta de un posible retorno al cine, quizás de la mano del director Álex de la Iglesia ("El día de la Bestia"), y elogió la última obra del bilbaíno, "Balada triste de trompeta", por la que recibió el León de Plata como mejor realizador y el premio al mejor guión en la reciente Mostra de Venecia.

"Si regreso será de la mano de un gran amigo mío (...) pero vamos a ver qué guión hace, y ya leído el guión diré si regreso al cine o no", explicó.

EFE