Foto: layoder.wordpress.com
El rockero francés Johnny Hallyday, de 66 años, se encuentra en coma inducido en un hospital de la localidad californiana de Los Ángeles (EEUU) para evitar "dolores y complicaciones" derivados de una intervención quirúrgica, informó hoy la emisora RTL.

Los servicios de prensa del artista habían informado de que Hallyday se encontraba "bajo control" tras haber sido ingresado en un centro médico para operarle a causa de las secuelas que le habían provocado una intervención anterior de hernia discal, a la que se había sometido en París el pasado 26 de noviembre.

Aunque inicialmente Hallyday respondía bien al tratamiento de antibióticos al que fue sometido, los médicos estadounidenses decidieron operarle esta noche, precisó su servicio de prensa en un comunicado.

El popular músico llegó el pasado día 1 a Los Ángeles, donde vive buena parte del año, apenas cuatro días después de haber sido sometido a una operación quirúrgica por una hernia discal, una intervención programada mucho tiempo antes.

Los médicos le desaconsejaron que tomara el avión, pero Hallyday no les hizo caso y, durante el largo vuelo, se resintió de la operación.

El músico abandonó el aeropuerto de Los Ángeles en una silla de ruedas y, en los días siguientes, el dolor se intensificó, por lo que fue hospitalizado.

El rockero está completando un mal año desde el punto de vista de la salud. Antes de su intervención por la hernia discal, Hollyday fue sometido a dos operaciones por un cáncer de colon, además de haber pasado varios días hospitalizado tras haber sufrido una caída en su yate de lujo.

El cantante tiene previsto retomar a principios de año la que es presentada como su última gran gira y a la que le restan 24 conciertos antes del último, previsto para el 13 de febrero en el palacio de los deportes parisiense de Bercy.

EFE