Se apagaron las luces y el grito fue general. Luego un segundo de silencio, como para tomar aire. Se encendieron las luces y Jonas Brothers estaban en el escenario. El griterío desde el Estadio Nacional debe haberse oído a varias cuadras.

Niñas y niños, acompañados de sus padres, no creían lo que veían y oían: eran sus ídolos cantando para ellos. Era el principio del Jonas Brothers Worls Tour 2009. Y cuando dijeron "¡Hola Perú!" llegó el delirio.

Los jóvenes músicos aparecieron en el escenario al promediar las 21.00 horas acompañados de un singular espectáculo de luces, pirotecnia y fuegos artificiales que desataron la histeria entre el público.

El primer tema interpretado por el grupo fue "Burning up", una de las canciones más conocidas del grupo, seguida por "Way we roll" y "Hold on"

Poco antes, Demi Lovato, bella joven de 16 años, inició el concierto cantando varios de los temas que Jonas Brothers han escrito para su álbum debut. Vestía polo naranja, chaleco, pantalones y botas negros.

Lo único que dijo en castellano fue "Hola, soy Demi Lovato" y empezó su parte del show que terminó con la canción "Get Back". Al despedirse, en inglés, agregó que promete volver al Perú lo más pronto posible, y que se iba emocionada y contenta.

Pero de hecho, los esperados eran los tres hermanos de New Jersey. Muchos padres no dudaron en poner a sus hijos sobre sus hombros para que pudieran apreciar mejor el espectáculo que tuvo un sonido estupendo. Este fue un problema para los padres que llevaron más de dos niños al concierto.

Curiosamente algunas mamás también cantaban, ya que de tanto oír a sus hijas hasta se aprendieron las letras. Todos miraban extasiados hacia el escenario y las pantallas gigantes.

Y aunque muy pocos de los asistentes sabe hablar inglés, lo mismo que Jonas Brothers acerca del castellano, lo que se vio fue una química insólita y, por ello, impresionante. Definitivamente ha sido un concierto que marcará un antes y un después en la historia de los espectáculos musicales en nuestro país.

Finalmente, tras cantar durante 75 minutos, los Jonas Brothers y Demi Lovato cantaron juntos "Lo que soy", tema carácteristico de la famosa serie de Disney Camp Rock.

El concierto contó con la presencia de 50 bomberos, 800 policías, 120 médicos, 5 ambulancias y 4 hospitales de campaña, así como de 600 agentes de seguridad privados, todos listos para actuar en caso se presente una emergencia.