Susana Baca cumple años el 24 de mayo
Susana Baca cumple años el 24 de mayo.

Susana Esther Baca de la Colina nació en Chorillos, Lima, el 24 de mayo de 1944. Es hija de Ernesto Baca, quien tocaba la guitarra, y de Carmen de la Colina, de cuya familia, proveniente de San Luis de Cañete, han salido emblemáticos músicos afroperuanos como “Caitro” Soto, Rolando Campos o Pepe Vásquez.

Así, desde muy chica estuvo expuesta a la música y al baile. En las reuniones familiares, su madre la animaba a cantar para sus amigas, y también fue una activa participante de las actividades festivas en unidad escolar Juana Alarco de Dammert. “En la escuela yo era la artista. Cantaba, bailaba, hacía teatro”, comentó a El Comercio.

Una de sus primeras decepciones se produjo cuando, a los 13 años, participó en un concurso de canto en la escuela, cuyo premio eran dos becas para estudiar en el Conservatorio. A pesar de haber pasado todas las fases del concurso, no se le otorgó la beca, lo que originó una actitud rebelde que obligó a ser cambiada al colegio Divino Maestro.

Su madre la motivó a estudiar desde muy pequeña, y fue así que, acabando el colegio, ingresó en la Universidad Enrique Guzmán y Valle, mejor conocida como “La Cantuta”, donde siguió la carrera de educación, de la que se graduó en 1968. Ejerció como profesora en Tarma y El Agustino, donde conoció en carne propia las distintas realidades de los niños peruanos.

Primeros pasos en la música

La vida de Susana Baca daría un giro cuando, a través de la lingüista Dora Bazán, conoció a “Chabuca” Granda a finales de los sesenta. “Se admiró mucho de que yo conociera sus canciones no conocidas y de allí nació una amistad sin tiempo: me invitó a vivir con ella, disfruté de sus libros, su biblioteca y pude escuchar mucha música”, con Etienne Durt.

Por esos años, ella formaba parte de un grupo de música experimental, que musicalizaba poemas interpretados por Susana. Justamente, hizo su debut musical en el 1er Festival de la Canción del Agua Dulce, celebrado en febrero de 1972, el cual ganó en la categoría mejor interpretación nacional con una selección de poemas.

A través de “Chabuca” Granda, Susana Baca conoció al poeta César Calvo, con quien también trabajó en un posterior proyecto que fusionaba poesía y canción. “María Landó”, fue escrita originalmente por Calvo y compuesta por Granda en 1967, pero no se daría a conocer hasta 1984, un año después de la muerte de la cantante criolla, cuando Susana la adaptó e hizo suya.

A la par de su carrera como intérprete y compositora, Susana fue interesándose por la tradición musical peruana, la cual pudo investigar a profundidad gracias a dos becas otorgadas por el Instituto de Arte Moderno del Perú y la otra del Instituto Nacional de Cultura del Perú.

Fuego y agua

Susana Baca no publicó ni un álbum hasta 1987, en que sacó “Poesía y canto negro”, un disco en el que, como bien señala el título, reúne versos de distintos poetas del Perú, como César Vallejo o Alejandro Romualdo, también de internacionales como Pablo Neruda o Mario Benedetti, y composiciones de artistas afroperuanos como Victoria Santa Cruz o Guillermo Gálvez Ronceros.

A este disco, le siguieron “Vestida de Vida, Canto Negro de las Américas”, de 1991, y “Fuego y agua”, de 1992, discos con los que trascendió las fronteras peruanas, y llevó a otro nivel sus investigaciones sobre la tradición musical del Perú y el continente.

“Fuego y agua” originó el libro “Del fuego y del agua: el aporte del negro a la formación de la música popular peruana”, publicado junto con Francisco Basili y Ricardo Pereira, con quienes publicó, veinte años después, “El amargo camino de la caña dulce. Lo africano en el Perú”.

El sociólogo boliviano Ricardo Pereira merece una mención especial. Él es esposo de Susana Baca desde inicios de los ochenta y su compañero en las diferentes investigaciones que ha realizado a lo largo del Perú. Juntos fundaron Instituto Negro Continuo para alentar la investigación de la cultura afroperuana, así como el Centro Cultural y Artístico de la Memoria, que funciona en la casa de la pareja, en Santa Bárbara, Cañete.

Internacionalización

La carrera de Susana Baca dio otro giro en 1995, cuando el músico británico David Byrne, a través de su disquera Luaka Bop, publicó “El alma del Perú negro”, un compilatorio que arranca con “María Landó” y que incluye canciones de Lucila Campos, Eva Ayllón, Nicomedes Santa Cruz y muchos otros músicos afroperuanos.

Desde entonces, la voz de Susana retumbó en todas partes del mundo. De la mano con Luaka Bop, sacó su disco homónimo de 1997, así como “Eco de sombras”, de 2000; “Espíritu vivo”, de 2002; “Travesías”, de 2005; “Seis poemas”, de 2009; y “Afrodiáspora”, de 2011.

Sin embargo, el reconocimiento definitivo de su carrera se dio en 2002, con el disco “Lamento Negro”, que publicó con la disquera Tumi Music, y que le valió el Grammy Latino en la categoría Mejor Álbum Folk. Este disco, grabado en Cuba, también fue nominado al Grammy en la categoría Mejor Álbum de World Music.

Desde entonces, Susana Baca se llevó dos Latin Grammy más: en el 2011, por la canción “Latinoamérica”, junto con la agrupación Calle 13, ganó en la categoría Grabación del Año, y en 2020, con su disco “A Capella: Grabado en casa durante la cuarentena”, volvió a ganar el premio a Mejor Álbum Folk, con lo cual dejó en claro su vigencia.

Ministerio de política y reconocimientos

El 28 de julio de 2011, Susana Baca asumió el cargo de Ministra de Cultura, como parte del primer gabinete de Ollanta Humala Tasso, siendo la segunda persona en ocupar ese cargo. En los breves seis meses que ocupó el cargo, se comenzó a trabajar en la Ley General de Cultura y en la Ley del Artista.

"Que los descendientes de los incas, hoy marginados, puedan volver a ser dueños de sí mismos… que mis hermanos amazónicos puedan volver a tocar su música acorde con sus pájaros de hermosos colores. Que el perdón que aprendí de mis hermanos afroperuanos siga su camino para danzar con ritmo y alegría", expresó al asumir el cargo.

Ya en 1987, Susana Baca había sido elegida Embajadora Cultural de Buena Voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). En el 2002, tras ganar el Grammy, recibió la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos, por parte del gobierno peruano y en el 2004 recibió la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa.

También ha sido reconocida con el doctorado honoris causa por parte de la Universidad Enrique Guzmán y Valle, y el máster honorífico de la Facultad de Música de la Universidad de Berklee.

Por si fuera poco, en el 2021 publicó “Palabras Urgentes”, con el que celebró cincuenta años de carrera artística, cincuenta años de dar lo mejor de sí misma por la cultura afroperuana y peruana en general. ¡Feliz cumpleaños, maestra!

NUESTROS PODCASTS

Entendí esa referencia

EER 4x03 Las infidelidades más comentadas e impactantes de la televisión y el cine

¡Juramos que no nos estamos colgando de la coyuntura! La infidelidad ha estado presente en series y películas, así que nos metemos una conversa sobre las más recordadas, qué significaron para sus personajes en la ficción y cómo reaccionó la audiencia cuando las vio... y además, por supuesto, hablamos de las pichangas.

Sepa más: