RPP/Referencial

Desde hace más de dos semanas continúa en manos de un grupo de catedráticos y alumnos el local de la parte administrativa de la Universidad Micaela Bastidas de Apurímac con sede en Abancay.

Ellos reclaman la salida de las autoridades que tienen el control de esta universidad, e incluso de la comisión reorganizadora que se encargará de la elección del nuevo rector.

Debido a los hechos de violencia que se registran en estos días, esta tarde las organizaciones populares de Abancay solicitarán el desalojo de los ambientes mientras que les dan su respaldo a la comisión reorganizadora de dicho centro de estudios.

Lea más noticias de la región Apurímac