Carlos Carrillo Berve

Miembros de la comisaría de San Jerónimo se encuentran tras los pasos de una madre que abandonó a un bebé de sexo masculino, de una semana de nacido, en el sector de Santa María, urbanización Larapa, en el Cusco.

La alerta lo realizó la ciudadana Gregoria Pompilla Colque, de 40 años, quien narró que ella se acercó al pequeño porque lloraba de manera incontrolable en plena vía pública, a la altura de un hogar de menores.

El nacido vestía un ajuar de color celeste con blanco con un gorro amarillo y estaba cubierto con una frazada del mismo color. A su costado de halló una bolsa que contenía útiles de aseo, pañales, ajuares y pampers, color verde.

De inmediato el pequeño fue conducido a la comisaría de San Jerónimo, donde el personal femenino de la institución se hizo cargo de su cuidado, mientras que se comunicó el hecho a la Fiscalía de Familia de Turno para los fines previstos por ley.

Lea más noticias de la región Cusco