Uno de los acuerdos a los que se arribó tras la reunión que sostuvieron autoridades del Ejecutivo con dirigentes del Frente de Defensa de los Intereses de Cañete fue la “reestructuración” del penal La Cantera cuyo objetivo es acabar con el hacinamiento e implementar nuevos ambientes en beneficio de los internos.

Así lo dio a conocer el viceministro de Justicia, Juan Jiménez quien en declaraciones a RPP Noticias detalló que las obras estarán enfocadas a remodelar la cocina del establecimiento, instalar nuevas aulas para talleres y la construcción de un auditorio.

“Esto va a implicar que no ingresen más internos a este penal, que es de mínima seguridad, para reos primarios y vamos  a tratar que el hacinamiento se reduzca a través de esa medida que hemos llamado restructuración del penal que tiene 3500 presos y está dotado para 800”, dijo.

A su parecer, el hecho de que se haya decidido ceder con respecto a la ampliación del penal -motivo por el cual se produjo el paro que causó bloqueos, un muerto y varios heridos- no significa un retroceso pues lo que se busca es mejorar las condiciones del lugar a través del nuevo acuerdo.