Rosario Coronado

El alcalde de Chiclayo (Lambayeque), Roberto Torres Gonzáles evadió su responsabilidad al ser interrogado sobre la supuesta injerencia que tuvo al no haber sometido a votación los tres pedidos de suspensión formulados en su contra.

“De mi no dependió. El que pidió la cuestión previa fue el regidor Víctor Alfaro  y como era una sesión se tenía que respetar su posición (...). No trato de dilatar mi permanencia”, manifestó a su salida del palacio municipal.

Según su posición, cumplió con lo dispuesto por el Jurado Nacional de Elecciones, aunque afirmó que si el ente electoral requiere el desarrollo de una nueva cita, luego que sean remitidos por Secretaría General del municipio los actuados durante la sesión desarrollada hace dos días, no tendrá inconveniente en abordar el tema.

El pasado 30 de julio se tenía previsto evaluar el pedido en contra del burgomaestre; sin embargo, por la presentación de una propuesta por parte de un concejal del oficialismo, Torres en forma sorpresiva sometió a consulta este punto, obviando el punto que fue considerado en la agenda.

Lea más noticias de la región Lambayeque