Cortes

La representante de la Asociación Protectora de Animales El Refugio, Verónica Vargas, puso en evidencia la muerte de varios animales silvestres que habitaban en el Bosque Municipal de Tacna, ubicado en la vía Tacna – Ilo.

Vargas, reveló que durante su primera visita, una cabra se le acercó esperando recibir comida “inclusive comían su propio excremento”. Las cabras estaban en tierra y piedras que dañan sus casos, señaló indignada.

Posteriormente, descubrió la muerte de un mara (roedor gigante), un mono choro y un suri (ave no voladora más grande el Perú) o conocido también como avestruz andino, considerado en peligro en extinción. Los primeros animales fueron donados por la Municipalidad de Lima (Parque de Las Leyendas).

Por su parte, el gerente de la Municipalidad Provincial de Tacna, Miguel Torres Rebaza confirmó la muerte de los animales mencionados -de enero hasta marzo- y añadió a la lista el deceso de dos alpacas, víctimas de la mordeduras de perros. "El suri murió en marzo", precisó.

En respuesta, la representante de la Asociación Protectora de Animales El Refugio, Verónica Vargas, dijo que la muerte del suri no está bien sustentada y exigió que se haga público el documento de la necropsia realizada al ave. Calificó este hecho como una negligencia.

Según el Decreto Supremo Nº 034-2004-AG publicado el 22 de setiembre de 2004 por el ex Instituto Nacional de Recursos Naturales, el suri es un ave que se encuentra en peligro crítico a punto de desaparecer de nuestro territorio. Se calcula que en latinoamérica solo existen 300 unidades de su especie.

Finalmente, el funcionario de la comuna provincial de Tacna, Torres Rebaza, dijo que la actual gestión logró conseguir 20 mil nuevos soles que serán utilizados para la alimentación de animales hasta diciembre del 2011. Sin embargo resaltó que “no hay dinero para mantenimiento de Bosque Municipal”.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional