A uno de los caimanes le ataron el hocico y luego lo liberaron cerca del río. | Fuente: Cortesía

Dos caimanes que eran criados como mascotas por la familia Mantero en el valle de Huarangopampa, provincia de Utcubamba, región Amazonas, causaron temor en la población cuando salieron en busca de comida debido a que sus dueños se fueron de viaje.

Ambos reptiles estaban cerca del río Utcubamba, a donde fueron en busca de peces para alimentarse. Ante el temor de ser atacados los ciudadanos decidieron atraparlos con cuerdas.

La señora Gina Mantero, al enterarse de la situación llamó desde Chiclayo, donde se encuentra debido a la pandemia de la COVID-19, para pedir a la población que los dejen libres ya que están acostumbrados a buscar comida en el río y luego regresan al desaguadero de sus arrozales donde los crían.

Hace 6 años llegaron de Tarapoto y los tenemos en un desaguadero de arroz, frente a la casa de campo en el valle arrocero como mascotas. Son animalitos que no atacan.” Dijo.

Contó también que los caimanes salían a las tierras de agricultores cercanos y luego regresaban al desaguadero, sin causar daño a las personas.

La señora Mantero pidió a la gente que no lancen a sus animales al río ni les hagan daño, negó que haya más caimanes porque ambos son machos.

Elvis Castañeda, director de la Agencia Agraria Bagua, recomendó a quienes tienen en cautiverio a uno de los caimanes dejarlo en el río Utcubamba, como hicieron con su compañero.

Indicó también que la Autoridad Regional del Ambiente, es la encargada de hacer seguimiento a los animales y llevarlos a alguna reserva o a su hábitat.

Sepa más: