Referencial

Unas tres capillas de la Iglesia Católica, ubicadas en el distrito de Quillo, provincia ancashina de Yungay, fueron destruidas por grupos de sectas religiosas, así lo denunció el obispo de la Diócesis de Chimbote, monseñor Ángel Francisco Simón Piorno.

La autoridad eclesiástica dijo que esta información fue proporcionada por el párroco de la zona, Segundo Díaz, y  precisó que las capillas de material rústico, estaban ubicadas en diferentes comunidades.

Monseñor calificó de analfabetos y agresivos a los miembros de las sectas que atacaron las capillas bajo el argumento de que eran casas del diablo. "No entienden que en pleno siglo 21 se vive una guerra santa y no una guerra entre grupos religiosos”, refirió.

Asimismo, manifestó que después de las fiestas de Navidad y de Año Nuevo se dirigirá a la zona para denunciar el hecho ante la Policía Nacional del sector y exigir una exhaustiva investigación.

Lea más noticias de la región Áncash