Juan Galv

Ante las denuncias hechas por agricultores estafados, la Fiscalía de Prevención del Delito, la Policía Nacional y la Municipalidad Provincial de Andahuaylas (Apurímac) decomisó 7 toneladas de abono agrícola de procedencia ilegal, en cuatro almacenes de establecimientos comerciales.

Se trata de 155 sacos de guano de isla, y otros productos, entre fertilizantes y fungicidas, que tenían fecha de vencimiento  expirada y los componentes de los productos adulterados con otras sustancias. Tampoco contaban con documentación de procedencia (compra).

Luego del operativo, la totalidad del producto incautado fue internado en los almacenes de la Agencia Agro Rural-Zonal Andahuaylas, para continuar con las investigaciones y los procedimientos de ley a fin de deslindar responsabilidades y aplicar sanciones.

Lea más noticias de la región Apurímac