RPP / Juan Galv

Las carreteras de Andahuaylas (Apurímac), que unen los diferentes distritos de la provincia, quedaron en mal estado luego de las intensas lluvias, impidiendo así el tránsito vehicular de la zona.  

Por otro lado, las zonas de Pampachiri, Pomacocha, San Antonio de Cachi,  San Miguel de Chaccrapampa, entre otras, constituyen también serios peligros por estar construidas al borde del precipicio.

Al respecto, el director subregional de Transportes y Comunicaciones Chanka, Raúl Casavilca Sotelo, manisfestó que en los próximos días, en coordinación con los alcaldes, dispondrá de un equipo de maquinaria para solucionar los problemas de forma gradual.

Lea más noticias de la región Apurímac