RPP/Juan Galv

Debido a las intensas lluvias que se registran en la región Apurímac, 20 kilómetros de la carretera Andahuaylas-Abancay, entre los kilómetros 100 y 120 se encuentran en mal estado.

Con baches, huecos y lodo, luce la plataforma que ya ha originado el atasco de vehículos de alto tonelaje así como camiones, impidiendo la normal circulación vehicular.

Una situación similar se registra en las vías de las localidades altoandinas, a más de 3 500 metros sobre el nivel del mar, en los distritos de Pampachiri, Pomacocha, San Antonio de Cachi y Kishuará, donde sus vías no están asfaltadas.

Lea más noticias de la región Apurímac