“Es preocupante que tras 12 semanas de intervención, los casos de rabia canina sigan incrementándose en Arequipa”, sostuvo Rubén Figueroa, asesor del Ministerio de Salud, quien arribó a la ciudad acompañado de un especialista para supervisar las acciones de control del mal que realiza el sector.

El alto funcionario propuso la esterilización de los animales como una medida de control de la rabia. Además, recomendó el desarrollo de estrategias conjuntas entre las municipalidades, las entidades protectoras de mascotas y el Ministerio de Salud.

Finalmente, hizo un llamado a los propietarios de mascotas para que acudan al centro antirrábico canino para que vacunen a sus animales y eviten la proliferación del mal.

“Hay desconfianza y temor, pero debo recordar que las vacunas que se aplican en el país son muy buenas”, agregó.

Lea más noticias de la región Arequipa