El estilista Víctor Hugo Rodriguez López denunció que el magistrado Jaime Liñán, actual asesor del titular de la Corte Superior de Lima, César Vega Vega, favoreció a su "amigo" Ricardo Marreros Palomino en un proceso del que habría sido juez y parte.

Según el programa "Punto Final", Liñán participó en julio del 2008 en una pelea ocurrida en el bar gay "La Jarrita".

Rodríguez narró que el incidente se inició debido a que Marreros le faltó el respeto en el baño del mencionado local.

En respuesta, éste negó los cargos y sostuvo que el estilista lo atacó cuando se despedía de un amigo, momento en que le rompió un vaso de vidrio en la cabeza. Testigo presencial de los hechos fue el juez Jaime Liñán, sostiene Víctor Hugo.

El caso llegó al Décimo Primer Juzgado de Paz Letrado de Lima.  La jueza Nelly Ramos Hernández abrió instructiva contra ambos, toda vez que resultaron heridos.

Después de varios meses la magistrada fue, inexplicablemente, transferida a otro juzgado  y su puesto fue ocupado por Liñán Changana.

La sentencia: Condena por 25 días de trabajo comunitario (limpiar baños de penales) y el pago de 300 soles de reparación civil en favor de Ricardo Marreros.

El estilista no se quedó con los brazos cruzados y decidió investigar el grado de relación entre Liñan y Marreros.

"Punto Final" presentó tres fotografías en las que se puede apreciar a Liñan y Marreros compartiendo, con otros amigos, un día de camping.

Escueta respuesta

"Frente a ello ya hice los descargos correspondientes. Está en investigación. Tengo todas las pruebas que nunca fui juez y parte. Nunca estuve presente (en la pelea)", manifestó Liñán.