Luis Asencio

En horas de la tarde en los ambientes del salón consistorial de la comuna local, se realizó una significativa ceremonia en la cual se realizó una homenaje póstumo a la comunicadora cajamarquina, Aleida Dávila, quien perdió la vida en las alturas de la comunidad de Yanta, región Piura.

El regidor Antonio Gallardo, al momento de tomarse la palabra, solicitó las investigaciones del caso, aseguró que la muerte de los tres trabajadores de la empresa Río Blanco no está clara, “necesitamos que la policía y el Ministerio Público determinen qué es lo que pasó en realidad, pues tras estas muertes se esconde algo oscuro”.

En tanto el periodista Fredy Chancafe y amigo cercano de la comunicadora, dijo que la madre de Aleida Dávila, estuvo internada en un centro de salud en la ciudad de Chiclayo, pero hoy recibió la buena noticia que su estado de salud evolucionó favorablemente, pues padece de insuficiencia renal como producto de la diabetes que atraviesa.

El hombre de prensa también informó que Kety Dávila se encargó de entregar la mala noticia a su madre, sobre el deceso de Aleida; la noticia fue tomada con calma, aunque con gran pesar, por ello de inmediato fue trasladada hasta su natal Cochabamba, provincia de Chota, donde espera los restos mortales de su adorada hija.

Lea más noticias de la región Cajamarca