Como parte de las festividades navideñas, los cajamarquinos encontraron una serie de actividades para pasar las fiestas. Entre ellos, el nacimiento construido en la plaza de armas fue el atractivo de pequeños y grandes. De igual modo, las iglesias también fueron visitadas masivamente por las familias y el recorrido por el perímetro de la plaza de armas de las pastorcitas fueron los principales atractivos de la Navidad.

Luego de la llamada Misa del Gallo, las familias cajamarquinas acompañaron a las llamativas pastorcitas que al ritmo de la caja y los cánticos, acompañadas de un grupo de niños, recordaron tradicionalmente el nacimiento del niño Jesús.

En tanto el día 25 de diciembre, las familias aprovecharon para salir de campo y en algunos casos comprobar el buen estado de los juguetes obsequiados en Nochebuena. Las calles se vieron vacías por la salida de los cajamarquinos  principalmente a lugares alejados a la ciudad.

Lea más noticias de la región Cajamarca