El defensor del Pueblo, Agustín Moreno, informó que a través de la Defensoría se está viendo el caso de los menores que tendrían plomo en la sangre ya que el análisis se realizó el año 2012 y sin embargo, los resultados tardaron demasiado en salir, por lo que ahora se debe hacer un nuevo análisis.

El Ministerio de Salud demoró demasiado en emitir estos resultados y es preocupación de la Defensoría del Pueblo, conocer cuál es la situación actual de las personas afectadas y si están recibiendo el tratamiento adecuado, teniendo en cuenta que son menores de la zona rural.

Agustín Moreno finalmente sostuvo que se debe hacer un nuevo análisis de sangre a las personas que viven las zonas donde se tomaron las primeras muestras; de otro lado, instó que este tipo de casos no deben ser manejados a un nivel técnico y ser utilizados para azuzar a la población.

Lea más noticias de la región Cajamarca