Referencial/Armando Chil

Adolfo Portilla Calderón (19),  fue intervenido por los moradores de la comunidad de Rumipampa, en el distrito de Baños del Inca, pues fue acusado de robar unos 70 cuyes, ante lo cual solicitaron el apoyo del Comité Descentralizado de las Rondas Urbanas de Cajamarca, luego fue sometido a la disciplina rondera.

La afectada dijo conocer al sujeto, quien vive cerca a su casa y lo vio crecer, por ello le reprochó si actitud delincuencial y pidió a los ronderos que sea disciplinado para evitar que siga en este camino que solo llevará a la perdición.

Sin embargo, el sujeto en todo momento se mostró desafiante, por ello trató de evitar los látigos, uno de los ronderos empezó a agredirlo a golpes, ante lo cual Adolfo Portilla cogió la hoz, que estaba en el suelo, e intentó provocarle una herida, logrando solo cortarle la camisa que tenía puesta el rondero.

Ante la difusión de esta información en las redes sociales un grupo de cajamarquinos indicaron que si bien es cierto, la actuación de las rondas urbanas es importante para controlar la delincuencia, pero se debe evitar el exceso, pues en este caso uno de los ronderos solo sufrió el corte de su camisa, pero la próxima ocasión la situación se les puede escapar de las manos, con consecuencias lamentables.

Lera más noticias de la región Cajamarca