Marino Ananias Aquiño Abal, de 42 años, confesó haber asesinado a su madre Juliana Daniela Abal Palma, de 75 años, para robarle cerca de 3 mil soles que ella tenía guardado en una caja, en el interior de su vivienda, en la comunidad de Tuyu, distrito de Marcará, Carhuaz (Áncash).

Tras una exhaustiva investigación a cargo de la Policía Nacional, el parricida fue capturado el último sábado, luego de dos días de haber cometido su crimen.

Según su manifestación rendida ante los agentes, el sujeto confesó haber utilizado un objeto contundente para golpear a su madre, hasta dejarla inconciente. Luego procedió a abandonarla en una acequia cerca a su vivienda, donde murió por asfixia.

En las próximas horas, el sujeto sería trasladado a un penal de la región Áncash.

Lea más noticias de la región Áncash