Referencial / ANDINA

Los cinco magistrados de la Corte Superior de Ucayali, supuestamente vinculados con Rodolfo Orellana Rengifo, tienen procesos disciplinarios abiertos en la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) por presunta inconducta funcional en el ejercicio del cargo y se encuentran suspendidos en el cargo y con propuestas de destitución.

Según informó un comunicado de la dirección de imagen y comunicaciones de la Corte Suprema de Justicia, se trata de los jueces Luis Palomino Morales, Jorge Reátegui Pisco, Wenceslao Portugal Serruche y Ricardo Castro Belapatiño.

En el caso de Palomino Morales, el presidente del Poder Judicial, doctor Víctor Ticona Postigo, en el marco de la política de lucha contra la corrupción, solicitó ante el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) la destitución de este magistrado, el 8 de abril último.

Los otros tres jueces tienen propuestas de destitución formuladas por las Unidades de Investigación y Anticorrupción, y de Visitas y Prevención de la OCMA, las cuales han sido remitidas a la jefa del órgano de control, doctora Ana María Aranda Rodríguez, a efectos de emitir la resolución que corresponda.

Con fecha 2 de setiembre de 2014, al concluir la etapa preliminar, la jefatura de la OCMA abrió investigación definitiva  contra el ex presidente de la Corte de Ucayali, Francisco Boza Olivari, por presuntamente sostener relaciones extraprocesales con la defensa de Orellana Rengifo y no motivar la resolución que designó a Reátegui Pisco como juez supernumerario de Atalaya.

La investigación se encuentra en trámite ante un magistrado de segunda instancia de la Unidad de Investigación y Anticorrupción de la OCMA, quien viene acopiando los medios probatorios pertinentes a efectos de emitir la resolución que corresponda.