RPP/ Mois

Cansados de los abusos e indiferencia de la empresa minera Buenaventura, los pobladores del distrito de Tapay, en la provincia arequipeña de Caylloma, le exigen cumplir con su responsabilidad social.

El alcalde del distrito, Isidro Llanquecha Salas, denunció que la compañía ha dejado obras inconclusas, ha comprado terrenos por debajo de su costo real; por lo que exigen se instale una mesa de diálogo para que se atienda el compromiso con la población de la zona donde operan.

Los pobladores no descartan en iniciar medidas de protesta, si los empresarios no los atienden.

Lea más noticias de la región Arequipa