RPP/Henry Urpeque Neciosup

La Fiscalía de prevención del delito en materia ambiental y las autoridades del distrito de Pimentel, realizaron un operativo de constatación para detectar que aguas de desagües de la ciudad de Chiclayo, desembocan en la playa de Pimentel.

Las autoridades llegaron hasta los drenes 3.000 y 3.100 para verificar que efectivamente las aguas contaminadas van a parar al popular balneario generando un enorme foco de contaminación. “Las personas vienen a bañarse sin saber que estas aguas están contaminadas de aguas de desagüe, es un enorme daño para la población”, indicó un vecino de la zona.

Precisamente la denuncia fue efectuada por los pobladores que viven cerca de la zona, quienes dijeron estar cansados de la presencia de plagas de mosquitos y ratas. Además de fétidos y nauseabundos olores que perjudican su salud.

El fiscal, Oswaldo Chancafe en compañía del alcalde, José Gonzáles, levantaron un acta para denunciar a los que resulten responsables del hecho.

Según se pudo conocer estos drenes se llenan de aguas servidas por averías en la tubería de los colectores principales de los distritos de La Victoria y José Leonardo Ortiz.

Lea más noticias de la región Lambayeque