RPP/ Henry Urpeque

El alcalde de Chiclayo (Lambayeque), Roberto Torres Gonzáles defendió a los dos regidores de su bancada oficialista, que protagonizaron bochornosos incidentes en la última sesión de concejo, sesión que abandonó para ir a saludar al ministro del Interior, Daniel Urresti.

Fiel a su estilo y con las respuestas casi ensayadas para este tipo de situaciones, el burgomaestre dijo que desconoce los pormenores de la gresca que ha sido duramente criticada por toda la población.

“No estoy enterado de eso, voy a pedir un informe detallado de lo que ocurrió, pero no creo que sea necesario un desagravio público”, respondió la autoridad edil al ser consultado por el tema.

Por su parte, el regidor Roland Alarcón quien increpó de manera violenta contra el decano del colegio de arquitectos, Ever García, dijo que no pedirá disculpas porque no considera que cometió una falta, ni le faltó el respeto a nadie.

Diversas autoridades y exconcejales lamentaron y reprobaron el deplorable estado de la gestión actual que no propone buenas ideas, pero sí es promotora de una serie de escándalos que dejan mal a la ciudad.

Como se recuerda, el hecho ocurrió el último jueves 26 de junio, cuando las regidoras Carmen Carhuallanqui y Sheyla Fernández se agarraron a golpes, después de insultarse. En aquella ocasión se discutiría por parte de los entes profesionales, un nuevo Plan de Desarrollo Urbano, favorable para la ciudad.

Lea más noticias de la región Lambayeque