El decano del Colegio de Químico Farmacéuticos de la región Lambayeque, Jesús Nicolás Valdivia Pacheco (53), denunció que viene recibiendo llamadas amenazantes de muerte de sujetos desconocidos, que incluso se han atrevido a enviarle dos balas, como acto de represalia, por haber denunciado locales informales donde se venden medicinas adulteradas entre otras irregularidades.

Valdivia Pacheco, contó que el pasado 26 de febrero recibió una llamada, donde sujetos desconocidos le dijeron que le habían dejado un regalito en su casa, ubicada en la cuadra 1 de la calle Sarmiento. Al llegar a su domicilio el agraviado encontró un sobre manila con dos balas y su nombre, hecho que de inmediato fue denunciado ante la policía.

“Me dicen palabras soeces y me piden que deje de denunciar tantas irregulares que hay en los establecimiento farmacéuticos, porque conocen a mi familia y a mis hijos y les podrían hacer daño, pero el caso ya está denunciado en la Tercera Fiscalía y no me detendré” indicó.

La autoridad dijo que sospecha de personas allegadas a las boticas y farmacias que operan en la ilegalidad, y que se han visto perjudicados por los estrictos controles de la Gerencia regional de salud.

Lea más noticias de la región Lambayeque