Henry Urpeque

El juzgado colegiado de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, condenó a 30 años de cárcel a José Olivera Paisig de 38 años como autor del delito contra la vida el cuerpo y la salud en la modalidad de parricidio en agravio de sus dos hijos de 5 y  9 años.

La doctora Bianca Baique Sánchez, titular de la Primera Fiscalía Provincial Penal, fue quien sustentó la acusación fiscal que terminó en conclusión anticipada.

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado 25 de agosto del 2011, en el caserío Mochumí Viejo, del distrito de Pitipo en Ferreñafe, cuando el sujeto acabó con la vida de sus hijos con total crueldad utilizando su palana, machete y hoz, pese a que quiso suicidarse no logró su cometido y fugó con rumbo desconocido.

El hecho fue denunciado de inmediato por la madre de los niños, Carmen de los Santos, que permitió su captura en cuestión de horas.

Durante la diligencia de juicio oral, el sujeto condenado por parricidio permaneció en silencio. La Sala además impuso el pago de 150 mil soles por concepto de reparación civil a favor de la madre de los dos niños fallecidos.

Lea más noticias de la región Lambayeque