Henry Urpeque

Por quinto día consecutivo, más de 4 mil pobladores de seis caseríos del distrito chiclayano de  Oyotún (Lambayeque), permanecen aislados e incomunicados a consecuencia de la caía de un puente de madera, arrasado por la crecida del río Zaña.

Su alcalde, Teodoro Vargas, llegó hasta el gobierno regional para solicitar la declaratoria de emergencia, al indicar que los pobladores están quedándose sin alimentos y carecen de los servicios básicos.

El burgomaestre agregó que para poder proveerse de agua y comida, las personas continúan arriesgando sus vidas, al cruzar las caudalosas aguas del río con improvisadas cámara de llantas.

Lea más noticias de la región Lambayeque