Henry Urpeque Neciosup.

La Contraloría General de la República detectó riesgos en la ejecución de obras de agua potable y alcantarillado en Chiclayo, (Lambayeque) y notificó con carácter de urgencia al alcalde del Municipio Provincial, Roberto Torres González, a tomar las acciones necesarias.

La investigación del órgano auditor se inició en setiembre del 2012, cuando una comisión del Órgano Superior de Control realizó una veeduría a la obra "Mejoramiento de redes de agua potable y alcantarillado con conexiones domiciliarias del casco central de Chiclayo Antiguo y colectores Pedro Ruiz, Francisco Cabrera y Elvira García García - Chiclayo - I Etapa", cuyo monto de ejecución es de 28 millones 559 mil soles.

En la veeduría se detectaron deficiencias en la elaboración del expediente técnico y una deficiente revisión de tres valorizaciones de obra por parte de la supervisión, lo que ha originado el pago al contratista de montos que no corresponden.

Además, el incumplimiento por parte del Municipio de los plazos establecidos para la aprobación o desaprobación de adicionales, lo que ocasiona la paralización de los trabajos y consecuentemente, las respectivas ampliaciones de plazo; así como la presencia de aguas servidas en el área del proyecto que pone en riesgo la salud de los pobladores, peatones y trabajadores de la obra.

Los resultados de la veeduría fueron comunicados el 20 de noviembre de 2012 al despacho de la alcaldía de la Municipalidad de Chiclayo y otras autoridades, pero pese al tiempo trascurrido hasta la fecha, la autoridad edil no ha dado respuesta al requerimiento de implementación de acciones para atender los riesgos identificados.

Lea más noticias de la región Lambayeque