RPP

Un hecho muy inusual se pudo observar al interior de la comisaría sectorial de José Leonardo Ortiz, en Chiclayo, donde los agentes colocaron cadenas a las sillas, presuntamente, para que no se las roben.

El insólito hecho se detectó nada más y nada menos que en la sección de investigaciones de la dependencia policial, lugar a donde miles de ciudadanos llegan a diario a denunciar delitos contra el patrimonio. Presumen que los agentes colocaron estas cadenas, para evitar que los asientos sean sustraídos, según ellos porque ya se ha perdido algunos mobiliarios.

“La comisaría debería ser la zona más segura, ni ellos mismos se sienten seguros, es el colmo”, indicó un poblador que se percató del hecho.

La dependencia policía se ubica en la avenida Venezuela, una de las zonas más convulsionadas del distrito de José Leonardo Ortiz.

Lea más noticias de la región Lambayeque