Henry Urpeque Neciosup.

Personal del Grupo N° 01 Antiextorsiones de la Divincri de Chiclayo, desarticuló una banda de extorsionadores que habían puesto en la mira al empresario David Cornejo Chinguel, dueño de la corporación Juan Mejía Baca, a quien le exigían la suma de 50 mil soles para no atentar contra su vida.

Luego de un paciente seguimiento de inteligencia, los agentes hicieron la triangulación de las llamadas extorsivas y los mensajes amenazantes que llegaron al celular personal del empresario chiclayano, el pasado 27, 28 y 29 de diciembre.

Al levantar el secreto de las comunicaciones, se pudo determinar que la extorsión provenía del interior del penal Río Seco de Piura.

“Felizmente el nunca accedió al pago, fue necesario viajar hasta la cárcel Río Seco para desarticular esta banda que era liderada por un peligroso reo”, indicó el suboficial PNP Fredy Leguía, quien integra este grupo de Inteligencia.

En lo que va del año, desarticularon 18 bandas delictivas que actúan desde diversos penales del norte.

Lea más noticias de la región Lambayeque