RPP/Henry Urpeque Neciosup

La suboficial PNP, Adis Liz Astudillo Monsón (30), es una de las damnificadas luego del voraz incendio que ocurrió en un almacén de balones gas del sector del Porvenir en Chiclayo (Lambayeque), ella solo se quedó con el informe que tenía puesto y ahora pide la ayuda y comprensión de su comando.

Adis, contó a Rpp Noticias, que desde hace un mes alquilaba un cuarto en este edificio siniestrado, junto a su pequeña hija de 7 meses, que ese mismo día del incendio, fue retirada media hora antes de la explosión por su tía que se la llevó a pasear.

“Mi hijita la sacaron a tiempo antes que ocurriera toda esta tragedia, cuando llegué me desesperé mucho al ver todas las llamas de fuego, he perdido absolutamente toda mi ropa, mi arma de reglamento, mis 6 uniformes, la ropa de mi hijita, solo me quede con lo que tengo puesto ahora”, indicó un poco apenada.

La suboficial manifestó que ella labora hace 2 años en la comisaría del Porvenir y el arma que se quemó en el incendio pertenece a la dependencia policial, por lo que podría recibir una sanción de su institución.

“Espero que mi comando me entienda y no me castigue, esta es una situación muy especial, ahora estamos pidiendo la ayuda de todos”, agregó.

Al igual que Adis, otras 11 familias se quedaron en la calle y ahora reciben el apoyo de Defensa Civil y de la Beneficencia Pública de Chiclayo.

Lea más noticias de la región Lambayeque