RPP/ Cortes

El local donde funciona el Programa No Escolarizado de Educación Inicial “Rayitos de Luz” del pueblo joven Los Olivos, en el sector oeste de Chiclayo, tiene ya nuevo techo.

Las 25 calaminas que fueran donadas por el Centro de Operaciones de Emergencia Regional fueron colocadas y quedaron en reemplazo del techo que se quemó la semana pasada, originado por fumones de la zona.

Asimismo, dijo que con la Oficina de Gestión Pedagógica de la UGEL Chiclayo, se analiza la forma de restituir los textos que hayan sido deteriorados por este incendio y que usaban los 30 niños de la zona.

Lea más noticias de la región Lambayeque