RPP/Henry Urpeque

La Defensoría del Pueblo de Lambayeque comprobó que el servicio de energía eléctrica en el caserío “El Naranjo”, del distrito alto andino de Cañaris es deficiente y perjudica a más de 6 mil familias.

El comisionado de la oficina defensorial, Julio Hidalgo Reyes precisó que los pobladores solo tienen energía por 4 horas y que muchas de sus actividades comerciales se ven afectadas pese a que los recibos llegan de manera puntual.

Explicó que una de las razones de este deficiente servicio son los vientos huracanados que dañan constantemente el sistema de cableado y originan la interrupción del fluido varios días.

“En la visita que hemos hecho a esta zona de extrema pobreza hemos pedido a la empresa de energía que brinde el mantenimiento a estos cables, la gente tiene que alumbrarse con lámparas, cuando está pagando su recibo”, indicó.

Puntualizó que esta situación afecta a un promedio de 48 caseríos que han reclamado a la empresa, pero esta no les hace caso.

Lea más noticias de la región Lambayeque