RPP/ Rosario Coronado

En su segundo día de protesta, los obreros municipales marchan por las principales calles de la ciudad de Chiclayo, región Lambayeque, con un ataúd negro que lleva la fotografía de la alcaldesa, Elizabeth Montenegro Dávila y arreglos florales.

Ellos llegaron hasta el Parque Principal de Chiclayo durante su manifestación y luego se dirigieron hacia las oficinas administrativas de la comuna, ubicadas en la cuadra dos de la calle Elías Aguirre, en reclamo a la cancelación de sus remuneraciones.

Son aproximadamente más de 500 obreros quienes marchan también con sus hijos portando ramos de flores, cruces y coronas que acompañan el ataúd, que lleva en la parte superior una muñeca con la imagen de la alcaldesa chiclayana.

Un fuerte contingente policial se ha desplazado para seguir de cerca esta masiva protesta.

Lea más noticias de la región Lambayeque