En medio de un colorido ambiente de fiesta los pescadores del distrito de Santa Rosa celebraron su día paseando en hombros por la orilla del mar a su santo patrono San Pedro.

Los hombres de mar dejaron por un momento sus redes y cambiaron su faena diaria de pesca por un momento de reflexión y agradecimiento al Divino Hacedor por las bondades otorgadas por el mar todos los días.

Al ritmo del sonido de las aves y la brisa del mar, los más pequeños pasearon con caballitos de totora y las niñas con sus tradicionales atuendos de tejedores.

Sin embargo algunos pescadores resaltaron que esta fecha también debe ser motivo de reflexión para exigir algunas mejoras en sus condiciones de trabajo como la construcción de desembarcaderos artesanales.

Lea más noticias de la región Lambayeque