RPP/Henry Urpeque Neciosup.

Personal policial del grupo “Apocalipsis” de la comisaría del Norte de Chiclayo (región Lambayeque) decomisó más de 200 kilos de productos pirotécnicos, entre ellos bombardas, calaveras, ratas blancas e insumos que eran almacenados en un taller del distrito de Monsefú.

Luego de un paciente seguimiento de inteligencia, los agentes incursionaron en la vivienda ubicada en el sector “Los Algarrobos”, ubicado en plena carretera Monsefú-Chiclayo, donde se halló todos los detonantes y deflagrantes que eran almacenados y listos para su comercialización.

“Es una importante suma de estos productos peligrosos, por estas fechas es muy común que en estas zonas se esté preparando todo esto, por eso la policía está ya actuando”, indicó el coronel PNP, Wilman Carrasco Becerra, jefe de la Dirección Policial Territorial de Lambayeque.

En el inmueble de precarias condiciones se hallaron peligrosos insumos como azufre, antimonio, oxido de cobre y mechas que podrían haber desatado un incendio en cualquier momento.

El supuesto propietario, Walter Pisfil Aguirre, evitó dar detalles de todo esto y fue puesto a disposición para las investigaciones del caso.

Lea más noticias de la región Lambayeque.