Henry Urpeque Neciosup

Una proeza médica realizaron los galenos del Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo de Chiclayo (Lambayeque) al salvarle la vida a un paciente que llegó con un cuchillo de cocina, de aproximadamente 25 centímetros, incrustado en el corazón.

La hazaña fue realizada por el equipo de especialistas cirujanos del nosocomio, quienes utilizaron 6 unidades de sangre para salvar la vida del paciente Miguel Sánchez Zuñiga (39), quien fue trasladado de emergencia desde el distrito de Pomalca, luego de ser atacado por un grupo de sujetos desconocidos.

El doctor cirujano Edward Díaz de la Cruz manifestó que el paciente ingresó al borde de la muerte con el diagnóstico de traumatismo penetrante en el tórax producido por una arma blanca, además de shock hipovolémico, por lo que fue intervenido quirúrgicamente de emergencia.

“Hemos luchado por casi tres horas para extraerle el cuchillo que comprometía órganos vitales. Se hizo una tracotomía primero y luego se le retiró el cuerpo extraño, lo más importante de toda la intervención es que el paciente nunca hizo paro cardíaco” sostuvo el especialista.

Un poco más relajado y en compañía de sus familiares, Miguel Sanchez expresó que ha vuelto a la vida y agradeció todo el profesionalismo de los galenos. “Solo puedo acordarme cuando me desmaye porque vi el cuchillo en mi pecho, creí que era el final, y hoy puedo vivir para contarlo. Agradezco a todos estos buenos médicos” manifestó.

El paciente se recupera de las lesiones sufridas en el área de Cirugía de Varones.

Lea más noticias de la región Lambayeque