RPP/ Rosario Coronado

Una facción de trabajadores de la empresa Agroindustrial Pucalá (región Lambayeque) realizó una bulliciosa protesta en los exteriores de la Dirección Territorial Policial de Chiclayo, demandado garantías para la instalación de la nueva administración judicial.

El representante de los trabajadores, José Pisfil Velásquez, pidió que se adelante la toma de cargo de la nueva dirección, programada para el 16 de agosto, porque unos 1 800 obreros se encuentran impagos desde hace dos meses.

“Tenemos 4 quincenas impagos debido a que el Poder Judicial dispuso se inmovilice la producción de azúcar. Pedimos se agilice y adelante el ingreso. Con todo esto, nosotros  somos los más afectados”, expresó el dirigente.

Luego, una comisión de los manifestantes entabló diálogo con el jefe policial en esta ciudad, coronel Jorge Linares, a quien plantearon su plataforma de lucha; acordándose evaluar el pedido en coordinación con el Tercer Juzgado Civil de Chiclayo, que dispuso el cambio de administración y la inmovilización de la producción de azúcar.

Además, el jefe de la policía sostendrá una reunión con los trabajadores de la empresa el próximo 5 de agosto, teniendo en cuenta que existe una facción que se opone al ingreso de los directivos, Ricardo Pereyra Silva, Pablo Gutiérrez Carmona y Roberto Campos Valle.

Lea más noticias de la región Lambayeque