Pobladores del distrito de Chilca, provincia limeña de Cañete, se encuentran apostados en la municipalidad de esta localidad después de los desmanes y enfrentamientos ocurridos en horas de la noche del miércoles, exigiendo dialogar con el alcalde Alfredo Chauca Navarro.

Los pobladores acusan al burgomaestre de apoyar a personajes que están involucrados en el tráfico de terrenos en esta jurisdicción y de haberles cortado el servicio de agua potable.

Los pobladores indican que no se moverán de allí hasta conversar con la primera autoridad edil.

Por ahora, el municipio se encuentra cerrado y se desconoce el paradero del  burgomaestre.

Lea más noticias de la región Lima