Los vecinos del pueblo joven Miraflores, del distrito santeño de Chimbote, región Áncash, bloqueron con piedras y formando una cadena humana el jirón Casma, con la finalidad de impedir el paso del transporte pesado.

Manifestaron que los buses interprovinciales y vehículos de carga circulan a toda hora por la vía, cuando deberían hacerlo por la avenida Camino Real.

“Estas unidades hacen que nuestras viviendas se debiliten y están dañando la carpeta asfáltica”, expresó el vecino Isidro Abanto Arauco.

Hasta la zona llegó el jefe de la División de Tránsito de la Municipalidad Provincial del Santa, Carlos Zavaleta, quien se comprometió a coordinar con la Policía de Tránsito para que disponga la presencia de efectivos en el sector.

Lea más noticias de la región Áncash