Referencial

Los damnificados del dantesco incendio que devoró 305 viviendas del asentamiento humano José Sánchez Milla, del distrito santeño de Chimbote (Áncash), el pasado 8 de enero, protestaron en el frontis de la Municipalidad Provincial del Santa por el abandono de las autoridades.

Los moradores exigieron al alcalde la lotización de sus terrenos, el abastecimiento de agua potable, la donación de materiales para construir sus ranchos y atención médica, dado que están expuestos a la proliferación de insectos y a las altas temperaturas, la cual ha ocasionado enfermedades a la piel.

"Todo ha sido parte de una película. Las autoridades se han aprovechado de nuestra desgracia solo para figurar, pues hasta la fecha no contamos con agua potable ni servicios higiénicos. Nos han abandonado", expresó César Marchena Rupay, vecino del sector.

Lea más noticias de la región Áncash